Today will be my last full day at the pole, if our flight is not cancelled. We are set to leave tomorrow, either very early in the morning or later during the day. We still do not have any certainty and need to remain flexible, as Antarctic travel depends strongly on weather plus a large number of other factors that are out of our reach.

Me doing measurements at an IceTop station.
Me doing measurements at an IceTop station.

At 9:00 am I went out again with Sam and Elisa to finish the snow coverage measurements that we had started two days ago. We did that in less than half an hour, and later on went on to make detailed measurements of snow cover from a random sample of four IceTop stations. The actual number of measurements was about 20 for each of the four IceTop locations sampled.

Doing more measurements.  Credit: Sam De Ridder.
Doing more measurements. Credit: Sam De Ridder.

I asked Sam what his thoughts were concerning the data we were collecting, and he explained it as follows: "The winds at the South Pole create small hills and valleys of snow called 'sastrugi', which of course are sometimes seen on top of the IceTop tanks. Hence, we need to measure as the snow accumulates at several locations over a few sample IceTop tanks, and we also need to take these sastrugi formations into account when analyzing IceCube data."

The IceCube Laboratory (ICL).
The IceCube Laboratory (ICL).

The measurements we did left a number of holes, and the ice inside looked blue.
The measurements we did left a number of holes, and the ice inside looked blue.

People have been asking about climate and weather conditions here at the South Pole, and I have been wanting to tackle this topic for a while. Here is a summary.

The South Pole experiences cold temperatures all year round primarily because of its southerly latitude. This occurs because at high latitudes—in both hemispheres—the Sun never reaches a considerable elevation above the horizon. But there are two other factors that need to be taken into consideration: the South Pole's location in the interior of the continent and away from the ocean, as well as its elevation of 2,800 meters above sea level. These two factors are not present at the North Pole, which explains why the North Pole never gets quite as cold as the South Pole.

The Sun keeps approximately the same elevation above the horizon—ranging between 18° to 23°—during most of December and January, each year.
The Sun keeps approximately the same elevation above the horizon—ranging between 18° to 23°—during most of December and January each year.

Solar halos are quite common at the South Pole.  They form as sunlight travels through ice crystals in the atmosphere.  Credit: Sam De Ridder.
Solar halos are quite common at the South Pole. They form as sunlight travels through ice crystals in the atmosphere. Credit: Sam De Ridder.

Average temperatures at the South Pole are –26 °C (–15 °F) in January and –58 °C (–72 °F) in July. The all-time records are –12 °C (10 °F) and –83 °C (–117 °F). So, even at its warmest, the South Pole remains permanently below the freezing point.

The actual barometric (or physiological) elevation that is felt at the pole reaches an average of about 3,200 meters, which is significantly higher than its actual topographic elevation. This happens because—due to earth's rotation—the atmosphere is thinner at the poles.

The South Pole is also very dry, possibly the driest place on Earth. Since the air is so cold it can barely hold any moisture. When heated at room temperature—which is what we actually experience inside the station—relative humidity can go down to values around 1% or 2%.

Weather conditions at the South Pole can sometimes change rapidly, and a clear day can turn cloudy in a matter of minutes. I have seen this on a number of occasions during my stay at the pole.

Looking out through a window from A4 wing.  Local time 12:01 am.
Looking out through a window from A4 wing. Local time 12:01 am.

Same view, less than two hours later.  Local time 1:55 am.
Same view, less than two hours later. Local time 1:55 am.

Before leaving I would like to share a pleasant surprise that I had. While browsing the books at the IceCube bookshelf I found a copy of 'Basic Physics of the Solar System', a 1961 textbook by Víctor M. Blanco and Sidney W. McCuskey. Although dated, the book is a classic from the early space age that was used to train a good number of early NASA specialists. Its co-author, Víctor M. Blanco is a renowned Puerto Rican astronomer who later on went to become director at Cerro Tololo Interamerican Observatory in Chile. It was a real treat being able to skim the book, as I had so many times seen references to it but had never had a chance to actually hold a copy. I would never have thought that I would end up finding such a book here, at the South Pole! Totally off-topic, but it was meaningful to me and I wanted to share it.

Basic Physics of the Solar System (1961), by Víctor M. Blanco and Sidney W. McCuskey.
Basic Physics of the Solar System (1961), by Víctor M. Blanco and Sidney W. McCuskey.

Basic Physics of the Solar System (1961), by Víctor M. Blanco and Sidney W. McCuskey.
Basic Physics of the Solar System (1961), by Víctor M. Blanco and Sidney W. McCuskey.

Hoy será mi último día completo en el polo, asumiendo que no cancelen el vuelo de regreso. Se supone que saldremos mañana, ya sea temprano de madrugada o más adelante en el día. La realidad es que no tenemos nada seguro y nos ajustaremos a lo que suceda. Los viajes en la Antártida dependen en buena medida de las condiciones del tiempo, como asimismo de una miríada de otros factores que están fuera de nuestro alcance.

Aquí aparezco realizando medidas en una estación del IceTop.
Aquí aparezco realizando medidas en una estación del IceTop.

A las 9:00 am salí nuevamente con Sam y con Elisa para completar las medidas de acumulación de nieve que habíamos comenzado hace dos días. Esto lo hicimos en menos de media hora. Inmediatamente pasamos a realizar algunas mediciones más detalladas, para lo cual habíamos seleccionado una muestra aleatoria de cuatro estaciones del IceTop. El número total de medidas realizadas fue de aproximadamente 20 por cada una de las cuatro estaciones sondeadas.

Aqui sigo tomando medidas.  Crédito: Sam De Ridder.
Aqui sigo tomando medidas. Crédito: Sam De Ridder.

Me acerqué a Sam y le pregunte qué pensaba él sobre los datos que estábamos recopilando. El respondió que 'los vientos del polo sur van formando pequeños relieves y depresiones en la nieve, a los cuales se conoce con el nombre de sastrugi'. Continuó explicando que 'estos sastrugi aparecen a veces sobre los tanques del IceCube, por lo cual se hace necesario medir la acumulación de nieve desde varios puntos en torno a una muestra de unos pocos tanques. Especialmente, debemos considerar estos sastrugi al momento de analizar los datos del IceCube'.

El laboratorio IceCube (ICL).
El laboratorio IceCube (ICL).

El hielo se veía azul dentro de los huecos dejados por nuestros instrumentos.
El hielo se veía azul dentro de los huecos dejados por nuestros instrumentos.

Varias personas han preguntado acerca del clima y de las condiciones del tiempo aquí en el polo sur, y la verdad es que desde hace algunos días quería plantear el tema. A continuación les pongo una explicación resumida.

Las temperaturas gélidas del polo sur se deben, principalmente, a su extrema latitud austral. Esto sucede porque en las altas latitudes —de ambos hemsferios— el Sol nunca alcanza una elevación considerable sobre el horizonte. Sin embargo, existen otros dos factores que deben ser tomados en consideración: la ubicación del polo sur en el interior de una masa continental (a gran distancia del mar), e igualmente su considerable elevación de 2,800 metros sobre el nivel del mar. Estos dos factores no existen en el polo norte, lo cual explica por qué dicho lugar nunca llega a registrar temperaturas tan frías como las del polo sur.

El Sol sostiene una altura más o menos uniforme sobre el horizonte —entre 18° y 23°— durante la mayor parte de diciembre y enero.
El Sol sostiene una altura más o menos uniforme sobre el horizonte —entre 18° y 23°— durante la mayor parte de diciembre y enero.

Los halos solares ocurren con frecuencia en el polo sur.  Se observan cuando la luz del Sol atraviesa los cristales de hielo que se forman en la atmosfera.  Crédito: Sam De Ridder.
Los halos solares ocurren con frecuencia en el polo sur. Se observan cuando la luz del Sol atraviesa los cristales de hielo que se forman en la atmosfera. Crédito: Sam De Ridder.

Las temperaturas del polo sur promedian los –26 °C (–15 °F) en enero, y los –58 °C (–72 °F) en julio. Los records absolutos son –12 °C (10 °F) y –83 °C (–117 °F). Esto significa que el polo sur permanece todo el tiempo bajo el punto de congelación, aún en los momentos menos fríos.

La elevación barométrica (o fisiológica) del polo asciende a los 3,200 metros, lo cual resulta considerablemente más alto que la elevación topográfica real del lugar. Esto ocurre debido a que la rotación de la tierra provoca un achatamiento tanto del planeta como su envoltura gaseosa, resultando en una atmósfera más reducida sobre los polos.

En el polo sur existen también condiciones muy secas, probablemente las más severas del planeta. El aire resulta tan frío que apenas puede sostener alguna humedad. En interiores y a temperaturas de salón la humedad relativa desciende casi a nada, y se mantiene normalmente entre 1% o 2%.

Otra cosa que he observado, en varias ocasiones, son los súbitos cambios que pueden ocurrir en el estado del tiempo. Un cielo despejado puede nublarse en cuestión de minutos.

Fotografía tomada desde las ventanas de la sección A4.  Tiempo local 12:01 am.
Fotografía tomada desde las ventanas de la sección A4. Tiempo local 12:01 am.

La misma escena, retratada menos de hos horas después.  Tiempo local 1:55 am.
La misma escena, retratada menos de hos horas después. Tiempo local 1:55 am.

Antes de retirarme deseo compartir una grata sorpresa que he tenido. Me puse a mirar algunos libros del tablillero de IceCube, e inmediatamente encontré un ejemplar del libro 'Basic Physics of the Solar System'. Esta obra —escrita por Víctor M. Blanco y Sidney W. McCuskey, y fechada en 1961— es considerada un clásico de los comienzos de la era espacial, siendo utilizada por la NASA para entrenar a muchos de los especialistas de la época. Uno de los autores, el renombrado astrónomo puertorriqueño Víctor M. Blanco, llegaría eventualmente a dirigir el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, en Chile. Así que fue todo un gusto poder hojear este libro, máxime cuando hacía tiempo que lo andaba buscando y sin éxito alguno. Lo que nunca me pasó por la mente es que fuera aquí, en el polo sur, donde finalmente llegaría a encontrar este texto. Aunque fuera del tema para hoy, me pareció una experiencia interesante y quise compartirlo.

El libro 'Basic Physics of the Solar System' (1961), de Víctor M. Blanco y Sidney W. McCuskey.
El libro 'Basic Physics of the Solar System' (1961), de Víctor M. Blanco y Sidney W. McCuskey.

El libro 'Basic Physics of the Solar System' (1961), de Víctor M. Blanco y Sidney W. McCuskey.
El libro 'Basic Physics of the Solar System' (1961), de Víctor M. Blanco y Sidney W. McCuskey.

Date
Weather Summary
Clear during the morning, cloudy and windy starting in the afternoon.
Temperature
–30 °C (–22 °F)
Wind Speed
17 km/hr (11 miles per hour)
Wind Chill
–42 °C (–43 °F)
Add Comment

Comments

Lymari Hernandez (not verified)

De vuelta a casa! ..en nombre de Dios! ! Te traerá de regreso..que rápido! ! Gracias por lo de Nashaly se pondrá muy feliz. .nos mantenemos en comunicación. ..y algún día en el futuro otros astrónomos leerán tus libros y dirán las mismas palabras que dijiste cuando encontraste el libro de Victor M. Blanco...Así será. ..después de esta fenomenal experiencia que has tenido. ..tu vida será otra. ..Te lo mereces!!! Eres un gran ser humano!!! Y tus aportaciones a la ciencia enriquecerán la vida de otros científicos. .y serás un gran ejemplo para futuras generaciones que estudian la ciencia astronómica. ..pues que tengas un buen viaje de regreso a casa..te esperamos con gran emoción! !! Cuídate mucho. ..

Lyzzette Rodríguez (not verified)

Sí, por una misión cumplida y una experiencia incalculable. Esperamos ansiosos su regreso a las aulas. En primer lugar porque le extrañamos y en segundo, para escuchar las narraciones y detalles, como solo ud sabe hacer, de esta enriquecedora aventura. Que tenga un excelente y placentero viaje de regreso. Reciba un fuerte abrazo, nos veremos muy pronto.

Ruben Miranda (not verified)

Wow... Just one day away from returning home! It seems like it was yesterday when you arrived at the South Pole. I'm sure it won't be easy after having done so much, and making so many new acquaintances. You have left not only your footprints on the snow there, but also your dedication, passion and spirit of kindness in the hearts of those who gain a new friend. We in Puerto Rico, of course are eager to have you back. Let us know of any delays. Reading your daily journals and replying, has become a pleasant routine. All the best, and Godspeed.

Carmen Arteaga (not verified)

Primeramente felicito a quienes invitaron a Armando a unirse a esta extraordinaria experiencia pues nos ha permitido a muchos conocer, a través de ello, un poquito de ese importante proyecto. Armando, te he seguido día a día y a través de tus comentarios y fotos. Solo imagino que a tu regreso dejas un pedazo de tu corazón en el Polo Sur. Solo espero que a tu regreso consideres realizar alguna presentación donde puedas compartir con todos nosotros nuevamente tus experiencias "en vivo". Se que al igual que otros, agradezco profundamente que compartieras tus experiencias desde allá. He aprendido mucho y disfrutado enormemente de tus "postings". Un abrazo, nos vemos en Puerto Rico. Feliz regreso a casa. Carmen y familia

Armando Caussade

Todavía estoy aquí (martes, 20 de enero) pero Dios mediante manana (miércoles, 21 de enero) podremos comenzar el viaje de regreso, que se extendera aún por varios días más. Encontrar el libro de Vîctor M Blanco fue una grata sorpresa, y como sabes incluso yo mismo he escrito acerca de él y sus aportaciones a la astronomía. Definitivamente, haré todo lo que esté a mi alcance para ayudar a Nashaly, y me parece que Girls on Ice sería un proyecto magnífico para ella. Esa será la prioridad tan pronto yo regrese. Pronto estaré con todos ustedes en Juncos, Puerto Rico, y compartiré todo lo aprendido. Como siempre, agradezco tus mensajes diarios y ¡hasta pronto!

Armando Caussade

Como podrá imaginar, he disfrutado enormemente impartiendo los cursos de astronomía en la Universidad Metropolitana, e igualmente me resulta gratificante contar con un estudiantado de tan alta calidad como el que hemos tenido. El apoyo recibido de usted ha sido incondicional y eso lo agradezco de corazon. Sí, estoy deseoso de regresar para compartir todo lo aprendido con ustedes, y no me cabe duda que lo disfrutarán plenamente. Gracias, nuevamente, por los buenos deseos, y en breve estaré de vuelta. ¡Hasta pronto!

Armando Caussade

Thanks, Rubén for your continued support. And it is also a pleasure for me to read your daily comments. I am already delayed, but all is well. Being flexible is the key with travel in Antarctica, as there are major factors that may delay travel. It may take a few days, but I will be back in Puerto Rico before the end of January. I cannot wait to see you all again!

Armando Caussade

I am thrilled that you liked it, and so far other people have said the same. It was off-topic, but maybe it is one of those little details that break with routine. And in this age of electronic books, it was indeed a treat to hold this book and flip the pages. Thanks, Peggy!

Armando Caussade

Sí, tanto PolarTREC como IceCube merecen el mayor reconocimiento, pues por medio de ellos es que podido llegar aquí al polo sur. Tambien agradezco que estén siguiendo mis posts diarios, y especialmente aprecio que hayan tomado el tiempo de escribir esta nota. Esos buenos deseos que expresan ustedes valen más que el oro. Definitivamente, a mi regreso haré presentaciones, escribiré artîculos y emplearé todos los medios que haya a mi alcance para compartir esta experiencia. Seguiremos informando, y ¡hasta pronto!